Cuando un canal de televisión te descubre el pasado romano de Madrid

27 Oct

J. M. F.Twitter de J. M. F.Enviar correo a J. M. F. 26/10/2013 (06:00)

En medio de tanta oferta televisiva y el potencial de las generalistas, los canales ‘pequeños’ o de pago intentan publicitar sus nuevos estrenos con presentaciones que sorprendan a la prensa y el público. Así sucedió hace unos días con la puesta de largo de Arqueólogo por un día, la nueva apuesta de producción propia de Canal Historia que estrena este domingo a partir de las 22:55 horas.

Y es que, gracias al lugar elegido, el Museo de San Isidro de Madrid (que no sólo está dedicado al santo, sino a la arqueología de Madrid) , muchos de los allí presentes descubrieron el pasado de la capital. Un recorrido a través de 153 piezas en cuatro apartados en los que conocer los orígenes y el desarrollo de la villa de Madrid hasta el establecimiento de la Corte.

Un lugar perfecto para entender el objetivo de Arqueólogo por un día. “Con este nuevo proyecto de producción propia queremos reconocer el trabajo diario de los arqueólogos, grandes profesionales con los que compartimos la pasión por la Historia. De forma entretenida y sorprendente, nuestro canal mostrará parte de la gran riqueza patrimonial de nuestro país, demostrando una vez más que la Historia está viva y es accesible a todo el mundo”, comentó la directora del canal, Carolina Godayol.

Producido en colaboración con Batabat, en cada uno de sus 6 episodios, personajes como Flipy, Juan Ramón Lucas, Macarena Gómez, Íñigo Urrechu, María Vasco y Cristina Brondo se desplazarán a algunos de los yacimientos más importantes de la geografía española para vivir la Historia en primera persona.

Junto a Eloi Vila, presentador del programa, y con la ayuda de todo un equipo de arqueólogos de referencia, excavarán durante toda una jornada con el objetivo de aprender el oficio, descubrir los secretos de los yacimientos y conseguir algún hallazgo espectacula. Tocarán restos y objetos que llevan miles de años ocultos bajo tierra y deberán aprender a utilizar herramientas tan distintas como un pincel, un martillo neumático o un georadar.

Pero no sólo eso, mediante experimentos, serán transportados a la realidad de la vida cotidiana de los períodos que están excavando. Hacer fuego como se hacía hace 300.000 años y cocinar con técnicas prehistóricas serán otras de sus tareas. Aprenderán, además, a fabricar y usar herramientas del neolítico, emular la vida de un gladiador y disparar una ballesta medieval o una catapulta scorpio como si fueran un legionario de Julio César.

Fuente: vanitatis.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: