SER Historia: Los grandes tesoros de la arqueología española

3 Ago

Tartessos, iberos, fenicios o los tentáculos del mundo clásico que alcanzaron la Península, brillaron de una forma excepcional en nuestra Historia. Y aún así, en muchas ocasiones son los grandes desconocidos de nuestro pasado al haber quedado a la sombra de otras civilizaciones de la Antigüedad

NACHO ARES 25-07-2013

Nombres como el Tesoro de El Carambolo, las esculturas de Porcuna o las ruinas de Ampurias son términos que, por desgracia, no son comunes. Sin embargo, si les hablamos del tesoro de Tutankhamón, los relieves del Partenón o las ruinas de Pompeya, a todos se les enciende una bombilla de complicidad. ¿Por qué? ¿Por qué ignoramos de esta forma nuestra propia arqueología? No estamos hablando de querer hacer patria porque sí. El tesoro tartéssico de El Carambolo, las esculturas ibéricas de Porcuna o los restos de la ciudad griega de Ampurias son un referente básico de todos aquellos que se ven interesados por la arqueología española, tanto aquí como en el extranjero.

Avergonzados de nuestro pasado

En cierta forma hemos sido un país colonizado. Nosotros descubrimos América pero poco más. Salvo la excepción de Carlos III y su interés por las excavaciones en Nápoles, entonces posesión de España (Pompeya y Herculano eran nuestras, ¡sí!), nunca hemos tenido interés por nuestra propia historia y arqueología. Los alemanes nos enseñaron qué era la cultura tartéssica, por ejemplo, y cuando apareció la dama de Elche, a finales del XIX, se la vendimos por 5.000 pesetas a los franceses; para qué íbamos a querer ese trozo de piedra…

Sin embargo, hoy podemos estar orgullosos, y creo que ya lo estamos, gracias a Dios, del legado de nuestro pasado. Tartessios, iberos, fenicios, griegos y romanos han dejando una profunda huella en nuestra Historia. Pocos lugares en el mundo pueden decir lo mismo y es algo por lo que debemos estar orgullosos. En este programa de SER Historia hacemos un repaso a lo más granado de las grandes culturas que han poblado la península Ibérica, durante el primer milenio antes de nuestra era. Las cosas han cambiado, aunque todavía queda mucho por concienciar y hacer.

Fuente: Cadenaser.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: