Hallan doce tumbas púnicas

22 Ene

Los enterramientos del siglo V y IV a. C. aparecen intactos junto a un rico ajuar integrado por más de 300 piezas
Virginia León cádiz | Actualizado 22.01.2013 – 05:00

Dos grandes conjuntos funerarios de época púnica (siglo V-IV a. C.) resurgen del subsuelo del solar de Subdelegación de Gobierno, junto a las Puertas de Tierra. Un total de doce tumbas realizadas en cajas de sillares de roca ostionera y en perfecto estado de conservación han ido apareciendo desde el pasado 19 de diciembre junto a su ajuar, integrado por más de 300 piezas en su mayoría de materiales preciosos.

El descubrimiento cogió por sorpresa a los arqueólogos que desde el pasado septiembre trabajaban en la zona, cuando en el último sondeo realizado para comprobar la ubicación de uno de los pilotes del futuro edificio que no termina de arrancar, localizaron dos grandes sillares pertenecientes a uno de estos enterramientos. “Ocurrió a última hora, como suele ocurrir con este tipo de hallazgos”, comenta a modo de anécdota la arqueóloga María Eugenia García Pantoja, que ha trabajado en la zona junto a Ricardo Belizón, encargado de la dirección de la excavación.

Juntos descubrieron ante el subdelegado de Gobierno, Javier de Torre, y la delegada provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, Cristina Saucedo, -que en la tarde de ayer visitaron los restos-, algunas de las piezas de gran valor encontradas en las tumbas. Un total de 16 joyas seleccionadas y documentadas en cuatro cajas que llevaron a modo de pequeña representación. “Nos ha desbordado la cantidad de piezas que han aparecido. Ha sido increíble. Todo un reto profesional”, apuntaba la arqueóloga.

Entre ellas figuran abundante oro; anillos; piezas de bronce chapadas en oro; de cornalina o plata; collares de cuentas entre los que destaca uno de veintisiete cuentas de cornalina, veinte cuentas de oro, setenta y ocho de fayenza y una pieza central de oro en forma de roseta con decoración de pasta vítrea; más de 20 anillos de chatón, tres anillos de ámbar; pendientes amorcillados o con filigrana; aretes, así como más de cincuenta amuletos de fayenza de origen egipcio (que representan al Dios Seth, Ureus, al Ojo de Ra, al Dios Horus, Bastet o Bes, etc), entre lo más destacado.

No han corrido la misma suerte los restos humanos hallados en el interior de cada tumba, localizados en pésimo estado de conservación, debido a las filtraciones de humedad y otros factores.

Los dos conjuntos funerarios localizados, compuestos por seis tumbas cada uno, son de finales del V a.C. y mediados del IV. a.C., con una o dos generaciones de diferencia entre ambos, estiman. “Los doce enterramientos podrían pertenecer a la misma familia, de clase alta, quizás pertenecientes a la administración”, comenta Ricardo Belizón, “aunque todavía está en proceso de estudio”.

Según comentan los expertos, hace casi un siglo que no aparece un hallazgo similar en Cádiz, desde que Pelayo Quintero Atauri y Francisco Cervera localizaron un grupo de tumbas parecido, también sin expoliar, en el foso de las Puertas de Tierra.

Pero, a diferencia de aquél, “es la primera vez que aparece un ajuar de estas características y tan extenso, totalmente contextualizado, “lo que nos permite profundizar en el conocimiento de la necrópolis de época púnica”, dice García Pantoja.

Este conjunto es, además, contemporáneo al sarcófago antropoide fenicio masculino que se encuentra en el Museo de Cádiz, que fue hallado en la misma época.

Asimismo, también localizaron hace 25 años en la plaza Asdrúbal otro conjunto parecido, pero en este caso expoliado.

Los trabajos arqueológicos en la zona se retomaron una vez más el pasado 18 de septiembre, a fin de localizar los diferentes vértices de bifurcación de minas y muros asociados al sistema defensivo de Cádiz en la Edad Moderna y Contemporánea. Trabajos que, visto lo visto, han resultado de lo más productivo.

Sobre todo, desde el 19 de diciembre, a un paso de poner punto y final a la obra, cuando se realizaron los últimos sondeos que sacaron a la luz este conjunto funerario del que, hasta el momento, se han excavado un total de siete tumbas, seis pertenecientes al conjunto primero y una al segundo conjunto.

El hallazgo, que se produce en el marco de los trabajos de intervención arqueológica preventiva, excavación con sondeos y excavación en extensión y control de movimiento de tierras ante la construcción de un conjunto de edificios de la administración central del Estado, es promovido por el Gobierno y se han realizado bajo la supervisión de la Consejería Cultura, cuya inspectora provincial, Ana Troya, no ha perdido la pista, dijo la delegada, Cristina Saucedo, quien también hizo alusión junto a Javier de Torre, al trabajo conjunto que se ha realizado entre las instituciones.

Pese a la poca profundidad a la que han sido encontrados, a 1.60 metros, los dos conjuntos funerarios han logrado esquivar durante más de 2.500 años los cimientos del conjunto defensivo y galerías de minas levantadas posteriormente en la zona. De hecho, parece que yacían bajo el chalé ubicado junto al antiguo edificio del Gobierno Civil. Su destino, por tanto, no era otro que salir a la luz, impoluto, veinticinco siglos más tarde, y tras los numerosos sondeos y prospecciones realizados en la zona desde 2002, para arrojar nuevos datos sobre las relaciones comerciales entre Cádiz y el mundo, y entre los vivos y los que se fueron.

Fuente: Diariodecadiz.es

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: