“Los sueldos impresionantes impresionan a la sociedad andaluza en negativo”

8 Jul

Desde su despacho en el Palacio de Altamira defiende que urge “ser realistas” y pasar pronto de la cultura de la subvención a otra de incentivos y fondos reembolsables pues “nada se puede contemplar con los ojos del ayer”
CHARO RAMOS / SEVILLA | ACTUALIZADO 08.07.2012 – 05:00

Luciano Alonso (Cáceres, 1953) llegó hace dos meses y medio a la consejería de Cultura y Deporte tras cuatro años al frente de Turismo. En las próximas semanas dialogará con José María Lassalle, el secretario de Estado de Cultura, sobre museos, industrias creativas andaluzas y otros asuntos que aborda en esta entrevista concedida al Grupo Joly.

-¿Cómo se siente al frente de Cultura, una cartera con mucho menos presupuesto que Turismo?

-Muy satisfecho porque el presidente de la Junta de Andalucía es el único en todo el país que ha mantenido Cultura cuando ha tocado reducir el número de consejerías. Para mí es un honor llegar a una cartera que Pepe Griñán define como clave en un Gobierno de progreso, el primero de coalición con Izquierda Unida en la comunidad.

-¿Qué sello propio quiere dejar en esta nueva etapa?

-Yo tengo una visión precisa de la administración. No es lo mismo la gestión cultural que la cultura. Nosotros vamos a gestionar, priorizar, impulsar, conservar y tutelar, pero no hacemos cultura. Y dentro del compromiso de austeridad que tienen esta comunidad, España y la propia Unión Europea es preciso pasar de una cultura de la subvención a una cultura de mecenazgo, de incentivos, de fondos europeos y fondos reembolsables pero desde un compromiso de reciprocidad. El gobierno andaluz quiere estar en la planificación y la orientación pero quiero aparcar y echar siete llaves a la cuestión de cuánto dinero pone la Junta.

-Entre sus primeras propuestas destaca su deseo de igualar el IVA de los libros de papel y electrónicos, siguiendo el modelo francés. ¿Qué otras políticas europeas le interesa preconizar?

-Me interesa reivindicar el papel de Andalucía en Europa pero también en Iberoamérica y el mundo árabe. Son tres escenarios decisivos para nosotros. Quiero buscar fondos europeos y aplicar los conceptos de economía social a la cultura porque el cooperativismo está dando muy buenos resultados en Francia y Bélgica. Actualmente las descargas digitales de libros están gravadas con un IVA del 18% mientras que los libros en formato papel tributan un 4%. Mi deseo es que se igualen los tipos a la baja, no sólo de libros, también de periódicos y revistas, para equipararnos a Francia y Luxemburgo. Es una decisión que depende del Ministerio de Hacienda y por eso vamos a pedir a Lasalle complicidad en esa batalla. Si el Gobierno central sube los impuestos muchas empresas creativas van a desaparecer. El presidente francés ya ha dicho que hay que rebajar no sólo el IVA de los libros sino también el de los espectáculos y de la cultura en general. Estaremos en ello gustosamente al lado de François Hollande.

-¿Qué oportunidades adivina para las empresas creativas andaluzas en Iberoamérica y en el mundo mediterráneo y árabe?

-Queremos entrar en Iberoamérica con uno de los elementos más potentes de esta comunidad: el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH). Son muchas las voces de la cultura que desde todos los países iberoamericanos nos piden asesoramiento para la conservación e intervención de su patrimonio. Queremos orientar esa demanda a través del trabajo del IAPH y de su potencial como centro de formación de posgrado. En cuanto al Mediterráneo y el mundo árabe, estrecharemos esos vínculos a través de la Escuela de Altos Estudios e Investigación de La Alhambra, un proyecto para la formación científica y la creación artística que ha tenido una gran acogida y que está llamado a ser la gran madraza de Occidente.

-Al sector de la cultura andaluza le ha llamado mucho la atención que componga su equipo con personas de su confianza procedentes de Turismo y Comercio.

-He cambiado al equipo político, a los directores generales, pero no he tocado hasta ahora a un solo técnico cultural. Si repasa los organigramas verá que Román Fernández-Baca sigue al frente del IAPH, Ángeles Carrasco dirige el Instituto del Flamenco… Y no todo mi equipo proviene de las consejerías de Turismo y Comercio. Elia Maldonado, la directora de Bienes Culturales, siempre estuvo vinculada a la cultura y David Luque, el nuevo director de Industrias Creativas y del Libro, trabajó cinco meses conmigo en Comercio pero es un hombre de la cultura y licenciado en Bellas Artes. Repito: yo no hago cultura; gestiono y propongo. Y el mío es un equipo de gestión para un tiempo difícil que ya hizo esfuerzos de austeridad desde Turismo.

-Igualmente llamativa es su pretensión de que los directores de las orquestas andaluzas se bajen el sueldo, demanda que coincide con el cambio del modelo de financiación de los cuatro conjuntos.

-Reconozco la categoría de las cuatro grandes orquestas andaluzas [Sevilla, Granada, Málaga y Córdoba] pero el Gobierno de España nos reduce el presupuesto y nos obliga por decreto ley a principios de austeridad. A los cuatro consorcios de las orquestas les comunicamos que tenemos que bajar del presupuesto que les transferimos un 5%. Y eso es lo que deben hacer ellos, bajarse un 5% el salario. Pero como todo el mundo no cobra igual mi posición política es clara: los que más cobran deben bajarse más el sueldo. Y he encontrado gestos apasionantes: el director de la Filarmónica de Málaga fue el primero que se lo bajó y el director de la Orquesta de Córdoba ha llegado a reducírselo un 50%. Así que espero que los demás se bajen el sueldo porque, en este momento, los sueldos impresionantes impresionan a la sociedad andaluza en negativo.

-En su primera comparecencia como consejero de Cultura prometió potenciar “el Museo de Bellas Artes de Sevilla, la segunda pinacoteca del país”, pero no concretó recursos presupuestarios para afrontar su ampliación.

-El Bellas Artes de Sevilla, por sus fondos e historia, debe ser el buque insignia de la cultura andaluza. Vamos a iniciar un proceso integral de transformación del museo. La pinacoteca es de titularidad estatal y gestión andaluza pero su vinculación es periférica. Por ello vamos a elevarlo al ámbito autonómico, como se hizo con La Alhambra, para que su gestión no dependa de la delegación provincial de Cultura de Sevilla. Conseguir su ampliación es un reto para esta legislatura y pediré la complicidad del PP con la mano tendida. Buscaremos acuerdos con los grupos políticos, con los técnicos del museo, con los especialistas y con la Universidad para tener una pinacoteca moderna, ágil y más participativa.

-¿Dará luz verde a un Patronato para el Bellas Artes de Sevilla?

-No necesariamente. La fórmula está en estudio y quiero escuchar a todos. Lo importante es que se va a elevar su rango. Pero, haya o no Patronato, quiero que todos los que se sienten a la mesa aporten económicamente.

-El flamenco, Patrimonio de la Humanidad, tiene su gran cita en la Bienal de Sevilla. ¿Por qué su gran aportación a este festival será una obra, Metáfora, que ya se ha visto por toda Andalucía?

-Vivimos una época de austeridad y desde la consejería de Cultura vamos a poner en valor todo lo que tenemos. Y de la misma forma que protegemos, por ejemplo, las orquestas andaluzas, queremos mimar el Ballet Flamenco de Andalucía. Cada vez que Cultura aporte recursos económicos a un proyecto tiene que hablar y participar en la búsqueda de soluciones; no vale que los demás nos digan lo que hay que hacer. Nosotros aportamos a la Bienal dinero en metálico para cachés, el Teatro Central y nuestro personal técnico. Habrá que ver lo que ponen los demás para ser tan exigentes.

-Otras dos grandes pinacotecas andaluzas muy pendientes de su gestión son las de Málaga y Cádiz.

-Abrir el Bellas Artes de Málaga, la Aduana, es la gran aspiración de los malagueños tras tanto tiempo cerrado. Hemos ideado un programa expositivo muy conectado con el Museo Nacional Reina Sofía, que subrayará la relación de la colección malagueña con las vanguardias históricas y con Picasso. Además, vamos a pedir nuevos depósitos. No sólo al Prado (del que Málaga ya tiene 114 pinturas y una escultura), sino también al Museo de San Sebastián y al Arqueológico Nacional, que ya ha dado el sí a varias obras. También queremos estrechar los lazos con las grandes colecciones pictóricas del XIX atrayendo muestras del programa El Prado itinerante pero también de los Bellas Artes de Sevilla y Bilbao.

-El Museo de Cádiz aguardaba para el inicio de sus obras de ampliación el traslado de la Escuela de Artes, que iniciará el curso en septiembre en su nueva sede. ¿Arrancarán las obras en pleno Bicentenario constitucional?

-Ahora mismo las obras del Museo Provincial de Cádiz no van a empezar. No tenemos recursos para ello y no sería un buen momento.

-También siguen paradas las obras del Teatro Romano de Cádiz, sin que se haya puesto en valor este impresionante monumento, y para colmo la empresa encargada de su Centro de Interpretación ha quebrado.

-Estamos a la espera de fondos europeos para el Centro de Interpretación, en el que hemos invertido ya 1.380.000 euros. La Junta tiene una deuda con esa empresa de 261.000 euros, de los cuales 171.000 euros ya están en fase de pago. Creo, con toda la cautela, que se podrá avanzar algo en la reanudación de las obras, que son prioritarias. Más allá, vamos a acuñar la marca Teatros Romanos de Andalucía para englobar los de Itálica, Málaga, Cádiz y Baelo Claudia, de modo que se puedan ofrecer actuaciones escénicas en los mismos durante otoño y primavera, contando con los informes preceptivos de mantenimiento y la conservación. Esa programación está muy adelantada y será común para los cuatro teatros romanos.

-El Museo Picasso Málaga cumple una década el próximo año. ¿Qué prepara para la efeméride?

-El Picasso incrementó en 2011 sus visitas más de un 13% pero el 70% de su público es extranjero. Quiero que cumpla 10 años siendo un museo más malagueño y andaluz. Mi ilusión es que José Lebrero lo dirija otros tres años más. Ha sido un buen director.

-La Alhambra volverá a ser otra de las joyas culturales de la legislatura. ¿Qué novedades ofrecerá este conjunto monumental?

-El próximo 19 de julio el presidente de la Junta asistirá a la reapertura del Patio de los Leones, que recuperará su imagen histórica y será accesible al público tras la intervención de cinco años que ha permitido restaurar los leones y recuperar el circuito hidráulico. De la fuente nazarí volverá a surtir agua. Será una jornada histórica.

-Se reabre el Patio de los Leones pero sigue cerrado el Centro Lorca.

-El Centro Lorca de Granada debe convertirse en el gran espacio andaluz del pensamiento, un foco dedicado al talento, la literatura y las artes. Creo que si nos ponemos de acuerdo las tres instituciones implicadas en su ampliación (Ministerio, Junta y Ayuntamiento), la obra estará lista en tres o cuatro meses. El Centro Lorca está muy adelantado, al 90%, y es una prioridad para esta consejería.

-También está inacabado el Centro de Creación Contemporánea de Córdoba. ¿Cuándo se definirá su contenido y estará en marcha?

-El C4 será un espacio único en Europa, un centro de investigación, producción y creación artística contemporánea. Lo hemos concebido como un lugar de encuentro, debate y producción con 20.700.000 euros de presupuesto total y le queda sólo un 10% así que lo primero es terminarlo.

-¿Hasta dónde está dispuesta a llegar la Junta para que la colección de Pilar Citoler se quede en Córdoba y la de Bellver en Sevilla?

-Hace pocos días hemos hablado con Pilar Citoler y le hemos dicho que queremos catalogar y valorar las obras para poder hacerle una oferta las tres instituciones: Diputación, Junta y Ayuntamiento. Luego ella podrá decidir si le interesa o no. En cuanto a Mariano Bellver, voy a visitar pronto sus fondos pictóricos. Mi deseo, obviamente, es que todas las colecciones importantes se queden en Andalucía.

-El Festival Iberoamericano de Huelva es otra de las apuestas de Cultura que se ha visto perjudicada por los recortes. ¿Cómo será su apoyo en la próxima edición?

-Hay muchos festivales de cine en Andalucía pero el de Huelva es una prioridad para nosotros. Siempre hemos contribuido con 150.000 euros desde Cultura pero ya sabemos que el Ayuntamiento de Huelva ha bajado un 60% su aportación para este año. Con la disponibilidad presupuestaria que tengamos haremos el máximo esfuerzo pero hay que ser realistas y vivir en el tiempo actual. Nada se puede contemplar hoy con los ojos del ayer, ni siquiera los festivales de cine.

Fuente: Diariodecadiz.es

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: