Diego de Alvear, el paladín de La Pepa

19 Mar

El capitán de navío organizó la defensa de los diputados de las Cortes de Cádiz y alcanzó más fama allí que Pizarro en las Indias. Esta es la epopeya de un gran superviviente

ANTONIO ASTORGA / MADRID

Día 19/03/2012 – 02.53h

Diego de Alvear

Especial: Bicentenario de la Constitución de 1812

La historia de España está forjada de paladines, héroes, defensores denodanos de los derechos humanos, que han hecho grande nuestra nación, patria y libertad. Uno de nuestros grandes héroes, al que hay que reivindicar siempre -y más con motivo del Bicentenario de La Constitución de Cádiz de 1812, La Pepa, al ser aprobada el día de San José de hoy hace dos siglos justamente-, es el ilustrado cordobés don Diego Alvear y Ponce de León. (Montilla, 13 de febrero de 1749-Madrid, 15 de enero de 1830).

Diego de Alvear ingresó como guardamarina en 1770 en la escuela de la flota de Cádiz, donde impartía enseñanza Jorge Juan. Participó en la expedición de Filipinas (1772), comandada por Mazarredo, para determinar la longitud por distancias lunares. Sirvió en la Colonia de Sacramento hasta 1804, alcanzando el cargo de mayor general de la Armada.

El 5 de octubre de 1804, la fragata «Nuestra Señora de las Mercedes» y otros tres navíos españoles veían a lo lejos las costas peninsulares. Regresaban, cansadas, agotadas, tras diversas misiones en tierras americanas. Ese día, los españoles son interceptados frente al cabo gaditano de Santa María por cuatro naves de guerra inglesas. Se trata de una afrenta absolutamente injustificada porque se produce en tiempos de paz; sería el origen de la declaración de guerra al Reino Unido y el antecedente inmediato de la batalla de Trafalgar.

Ataque inglés a traición

Diego de Alvear sube desde La Mercedes a uno de los barcos británico, en son de paz, para intentar dialogar con sus captores -como hombre ilustrado hablaba ocho idiomas-, junto a su hijo mayor. En ese momento, las tropas ingleses atacan a traición y disparan a discreción contra la fragata española, que salta por los aires, al ser alcanzada por el fuego enemigo en su santabárbara; mueren 249 de sus tripulantes, ora abrasados por las llamas ora ahogados en el océano.

Entre esos 249 pasajeros se encuentra la mujer de Diego de Alvear, sus otros siete hijos, un sobrino, cinco esclavos, que perecen todos ellos por ese ataque a traición junto al resto de personas. Dos meses después, en diciembre de 1804, España declarará la guerra a Inglaterra.

Diego de Alvear, al que los cañonazos ingleses le arrebataron todos sus bienes, es hecho prisionero y llevado por sus captores a Inglaterra, donde permanecerá custodiado junto a su hijo mayor hasta diciembre de 1805, tratado de modo caballeroso. A don Diego se le indemniza por las pérdidas materiales de todos sus bienes bombardeados. En tierras británicas, Diego de Alvear se casará en segundas nupcias con una noble dama británica, Luisa Ward, con quien tendría otros ocho hijos más.

En la batalla de la Poza de Santa Isabel, Alvear derrota por primera vez a las tropas francesas

Al regresar a España, el militar es destinado al arsenal de La Carraca (isla de León) -actual San Fernando- en 1807. Luchará contra los franceses en la Guerra de la Independencia. La isla de León es el último bastión donde se puede respirar aún libertad, y allí han de reunir las Cortes que proclamarán nuestra primera Carta Magna. El 14 de junio de 1808, Diego de Alvear mandaba la artillería de plaza de Cádiz, y será uno de los principales protagonistas de la batalla de la Poza de Santa Isabel, la primera derrota de las tropas francesas en la guerra.

Como comandante principal del Real Cuerpo de Artillería y capitán de navío, Alvear apresará a la escuadra francesa del almirante Rosily, mediante la sutileza de un ataque de pequeñas embarcaciones. Liquidaría de ese modo cualquier peligro de que se bombardeara y rindieran Cádiz y la Isla de León.

Ante la acometida francesa, las autoridades se retiran a la Isla de León, donde se convocan Cortes Generales Extraordinarias. El mariscal bonapartiano Soult llega a las puertas de la villa el 10 de julio de 1810. El 28 de septiembre se celebra la primera sesión de las Cortes Generales Extraordinarias para hacer brotar el primer texto fundamental de nuestra historia contemporánea.

El «Pizarro» de las Isla de León

Con sus tropas, ayudado de milicianos y voluntarios, Diego de Alvear fortifica las baterías y organiza toda la artillería posible en el Puente de Suazo, quedando la guarda del puesto bajo su mando, y aquella confiada a los artilleros de Marina, que tenían su cuartel en el cercano castillo de San Romualdo. Conseguirá frenar a las tropas napoleónicas hasta agosto de 1812. Palmo a palmo, cuerpo a cuerpo, metro a metro, don Diego de Alvear defenderá con su alma las Cortes de Cádiz…

Nombrado por el duque de Alburquerque gobernador político-militar de la Isla de León, Diego de Alvear creó la «guardia salinera»: las salinas y las marismas aliadas en la defensa gaditana; los franceses atacados por el fango que provocaban los esteros. Diego de Alvear abrigó a los diputados de las Cortes, a la Regencia, organizó el condumio de la zona sitiada…

Tuvo, pues, el mando del Cuerpo de Voluntarios, Distinguidos de la Isla de León, del Regimiento de Milicias Honradas y capitán referido de la compañía de salineros, de cazadores y de escopeteros. El general Castaños [como recoge el Diccionario de la Guerra de la Independencia -coordinado por Emilio de Diego y José Sánchez-Arcilla parla Fundación Dos de Mayo, Nación y Libertad, que preside Fernando García de Cortázar], entonces uno de los regentes, solía decirle de modo amistoso:

-Alvear, tiene Usted más fama aquí que Pizarro en las Indias

Fuente: ABC.es

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: