Hace 14 millones de años..

6 Ene

M. J. ÁLVAREZ | MADRID Martes , 05-01-10
Hace 14 millones de años, los habitantes de Madrid eran enormes mastodontes, rinocerontes, búfalos, osos-lobos, caballos primitivos, felinos, tortugas gigantes, jabalíes, grandes depredadores como lobos, zorros…
La región era un reino poblado únicamente por especies animales y vegetales. El hombre no había aparecido aún sobre la faz de la tierra. Lo haría cerca de aquí, 8.000 años después, con los primeros ejemplares de África.
Grandes humedales, sabanas y praderas repletas de zonas boscosas eran el hábitat y los lugares en donde se alimentaban esos salvajes inquilinos del periodo del Mioceno medio, cuando el relieve de la región propiciaba una fauna de mamíferos digna de las grandes reservas africanas.
Quienes deseen adentrarse en el túnel del tiempo y conocer algunos de los 15.000 restos de la fauna y flora de esa época, tienen una cita en la estación de Metro de Vía Carpetana, esquina a Virgen de Valvanera (Carabanchel). Allí, en marzo de 2008, durante las obras de remodelación de la citada estación de la Línea 6, apareció el mayor yacimiento paleontológico hallado en la red del metropolitano, y uno de los más representativos, comparable al de Cerro de Batallones (Torrejón de Velasco), Bien de Interés Cultural.
Ayer, el vicepresidente y consejero de Cultura y Deporte de la Comunidad, Ignacio González, inauguró la estación-museo de Carpetana, que Metro de Madrid y la Dirección General de Patrimonio Histórico han realizado con restos de los numerosos fósiles de la prehistoria. «Es uno de los yacimientos paleontológicos más importantes de la región ya que, en realidad une dos yacimientos situados a diferentes cotas -10 y 8 metros- y sus restos, además de abundantes, están extraordinariamente bien conservados», indicó.
Los viajeros de esa zona, o los amantes de conocer nuestros orígenes y evolución, podrán retroceder en nuestro más remoto pasado y contemplar en los paneles explicativos y leyendas situados en el vestíbulo de la estación, como era un día cualquiera en el Madrid de prehistoria por la vía Carpetana.
Además de dibujos y descripción de flora y fauna, hay vitrinas con réplicas de los fósiles hallados, así como de un ejemplar de mastodonte, en este caso, a escala, a lo largo de las cuatro zonas en la que se divide la muestra.
Conocer nuestros orígenes
En lo que hoy es la estación, a una cota de unos 18 metros de profundidad vivían, por ejemplo, especies prácticamente desconocidas hasta ahora como el «oso-perro», el carnívoro de mayor tamaño del Mioceno medio (300 kilos), predador y carroñero del que solo se tenían en la región restos de un molar. El «oso-lobo», un peculiar animal «bautizado» con ese nombre por su aspecto similar al de los grandes lobos, pero con el tamaño similar a un tigre, o mastodontes gigantescos, de hasta 4 metros de alto y cuatro defensas (colmillos), frente a las dos actuales de los elefantes, sus descendientes.
Se trata de una oportunidad única de conocer especies que se extinguieron, como las citadas, o la evolución de otras y ver como se vivía en el Carabanchel de hace 14 millones de años.
De los 15.000 fósiles encontrados, 10.000 están identificados. Todos ellos nos permiten conocer mejor nuestros orígenes y saber cómo hemos evolucionado. «Esperamos que este museo-Carpetana sirva a los viajeros para entretenerles y conocer mejor nuestra historia», concluyó el consejero de Cultura.
Elena Nicolás, paleontóloga de la Dirección General de Patrimonio Histórico, puso el acento en la diversidad de los restos. «Ahí radica su importancia. En la cantidad, dado que de algunos ejemplares apenas había restos, y en la variedad. Esa es la auténtica joya de la corona que refleja la biodiversidad del planeta», precisó, a preguntas de los medios de comunicación.
En Carpetana hay expuesta una pequeña pero representativa muestra del material encontrado. El resto está custodiado en el Museo de Ciencias Naturales y Arqueológico. Entre los fósiles del yacimiento se han encontrado huesos de aves que están siendo analizados por su posible relación con las especies extinguidas de dinosaurios.
Además, el polen fosilizado en sedimentos ha permitido determinar el ecosistema del periodo Medioceno medio.
Madrid, antes del hombre
También se presentó ayer el libro «Madrid antes del hombre». Editado por la dirección general de Patrimonio Histórico, pretende dar una visión amplia y sencilla de cómo era la Comunidad antes de la aparición del hombre, qué animales la habitaban y cómo eran los paisajes del pasado. Recorre desde el Paleozoico hasta la Edad de los Mamíferos. También da cuenta de cuándo aparecieron los primeros vertebrados fósiles y otras curiosidades.

Fuente: ABC

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: